Wednesday, October 29, 2014

Gente corriente (Common People)


El pasado fin de semana estuve con mi querida Helena Exquis en el festival In-Edit, donde se proyectan innumerables documentales musicales. En concreto, estuvimos viendo el documental rodado a partir del último concierto de Pulp, el cual me encantó y me hizo recordar durante hora y media muchísimos momentos de mi infancia y de mi adolescencia, mientras Jarvis Cocker cantaba temas como "Underwear", "Babies" o el mítico "Common People". Sus letras hablaban de situaciones corrientes y de gente corriente; y cuando era una adolescente las escuchaba hasta que se quedaban grabadas a fuego en mi memoria. Precisamente, ésa canción fue la que encendió una luz en mi cabecita y me hizo pensar y pensar...

Cuando era pequeña me aterraba el hecho de crecer muy rápido y convertirme en adulto. Para mí, éso significaba ser como todo el mundo, y yo no quería ser como los demás. No quería sencillamente acabar de estudiar, trabajar, comprarme un coche, una casa, casarme y tener hijos. No es que me pareciera un mal plan para quien lo quería, pero en mi interior sentía que éso no era para mí, sino para la "gente corriente". Y algo en mi cabeza me decía que yo, precisamente, no era muy "corriente", aunque lo intentara a veces ser.

Quiero puntualizar el apelativo "gente corriente"; no lo utilizo como algo despectivo, sino como una línea de "normalidad" a la que la mayoría de la gente tarde o temprano llega. No es nada malo; al contrario, creo que es una forma estupenda de crearte un entorno seguro y realizarte en muchas cosas que, tal ves de otra forma, sería mucho más complicado conseguir (ser padres, por ejemplo; hoy día podemos ser padres solteros, pero aún ponen muchas trabas para ello). No es un camino más fácil, ni más difícil; es igual que cualquier otro. Pero también es cierto que es el que la mayoría eligen seguir, y por éso se me hace común y de gente normal y corriente, como cantaba Jarvis en su canción.

Hace mucho ahora que dejé atrás a aquella niña que a veces se angustiaba por las noches pensando en el futuro, mientras en el resto de la casa sus abuelos o su madre dormían; pero esas ideas aún me rondan a veces por la cabeza. Por supuesto, no me considero ya una niña, ni una adolescente; pero a ratos no me considero tampoco una persona completamente adulta, ya que sigo sin verme con las cosas que mencionaba antes. Y, en cierto modo, me resulta extraño; a mi alrededor he visto y veo a muchos amigos cómo poco a poco se van convirtiendo en esa "gente corriente", y yo, sin embargo, sigo buscando un sitio en este mundo que me ha tocado vivir. Por supuesto, no es nada malo que éso pase; al contrario, considero más fuera de lo común mi situación que la de ellos... aunque, nuevamente, seguro que es porque la mayoría eligen el otro camino.


A veces me pregunto qué se siente cuando alcanzas ese punto; si encuentras algún tipo de paz o tranquilidad al encontrar un poquito tu sitio. Y a veces, en cierto modo, lo envidio, sobre todo cuando tengo momentos de sentirme triste y sola (algo que ha sido muy frecuente este año, como muchos sabéis).

En esos momentos, por fortuna, aquella niña que tenía miedo de crecer comienza a morderme los tobillos y a refunfuñar sobre todo aquello que me aterraba. Y, a pesar de sentirme sola y triste, cojo aire y sigo caminando; porque ya me detendré cuando encuentre mi sitio, y me sienta preparada para convertirme en "gente corriente".

Today I wrote a little thing about how I used to feel when I was a little girl and thought about the future. You can read the englis version clicking in the translate button, on the sidebar.

Tuesday, October 28, 2014

Titis Clothing goes to Warsaw.


Some time ago I spoke of the new Titis Clothing's collection inspired by the legendary series Twin Peaks.
Today I want to show you some pictures I took in Warsaw wearing one of the dresses from the collection.


Hace algún tiempo os hablé de la nueva colección de Titis Clothing, inspirada en la mítica serie Twin Peaks.
Hoy os quiero enseñar unas fotos que me hice en Varsovia luciendo uno de los vestidos de dicha colección.  




Tuesday, October 21, 2014

A red dress for a saturday.


A year ago or so I had this beautiful dress at El Ganso, but I had set it up now. The truth is that its premiere could not had been in a better city and better company ... stay tuned for my adventures in Warsaw that day, everything imaginable happened to us!

Hace un año más o menos que tenía este precioso vestido de El Ganso, pero no me lo había puesto hasta ahora. La verdad es que no podía estrenarlo en mejor ciudad y en mejor compañía... estad atentos a mis aventuras en Varsovia ése día, ¡nos pasó de todo lo imaginable!

Sunday, October 19, 2014

Back to Warsaw: around the Stare Miasto and the University Library


During my second day in Warsaw we were walking through the old town (stare miasto), where is one of my favorite sculptures ever: Warsaw's Mermaid. I wrote about her last time I was in Warsaw. We also walked on the Barbican and then took a walk along the river.
Durante mi segundo día en Varsovia estuvimos paseando por el casco antiguo de la ciudad (el stare miasto), donde se encuentra una de mis esculturas favoritas: la Sirena de Varsovia. Os hablé de ella la otra vez que estuve en Varsovia. También caminamos sobre la barbacana y luego dimos un paseo por la orilla del río.  

Pájaros muertos

Herman van Vollenhoven, 1625,

Hay momentos en tu vida en los cuales quieres, sencillamente, pintarlo todo de negro y dejar que esa oscuridad te engulla. Momentos en los que no te importa lo que sucede a tu alrededor. Por ti, como si se abren las puertas del infierno y aparecen los cuatro Jinetes del Apocalipsis, te la pela.

Suelen ser momentos tras una decepción muy grande con el mundo (y el mundo puede ser una, varias personas, o incluso uno mismo). Sólo quieres meterte en tu cueva, poner un disco en modo repetición y quedarte allí, escuchando ésa música hipnótica que, a ratos, es lo único que te llena. Y a veces ni eso, pero sigues escuchando ésa canción, repitiendo su letra como un mantra capaz de aplacarte.

A ratos, asomas la cabeza fuera de tu cueva, para ver qué pasa por ahí; pero normalmente regresas a tu oscuridad a seguir escuchando ésa canción, hasta que sus notas se clavan en tu cerebro y sus palabras pierden sentido de tanto escucharla.

Antes pensaba que este tipo de comportamiento o sentimiento no era positivo. Al menos es como la sociedad nos hacía creer que era. Mirad a Kurt Cobain (icono de mi generación y mártir de la misma), qué mal acabó tras estar X tiempo solo y deprimido en casa. Es un ejemplo recurrente que han utilizado conmigo en alguna ocasión, para darme a entender que ése comportamiento no es el apropiado.

Pero, ¿sabéis qué? Que le jodan. Que le jodan al mundo. No tiene nada de malo recluirte y pasar de la humanidad el tiempo que te dé la real gana, hasta que tú quieras. Si es lo que sientes que tienes ganas de hacer, hazlo. Nadie tiene que juzgarte por ello, o decirte lo que debes hacer. Eres tú contigo mismo, y nada más; necesitas salir del mundo que te rodea porque te da arcadas, y no por ello eres un asocial o algo por el estilo. La gente que realmente te quiere y ha pasado por esa sensación te entenderá, y ni siquiera te harán preguntas que no tienes ganas de contestar.

A veces las normas que nos ha impuesto nuestra sociedad dan un poco de asco, ya que crean prejuicios e ideas que no pueden aplicarse a todo el mundo. No somos clones, no somos todos iguales; la globalización pretende convertirnos a todos en muñecos producidos en serie, con vidas similares y con un ritmo marcado en nuestras acciones.

Pues no. Que le jodan. Me da absolutamente igual lo que cualquiera pueda pensar porque sencillamente no me apetece salir como antes, vestirme como antes o bailar la música de siempre. Para éso, me encierro en mi cueva y me pongo mi canción hasta que se desgaste. Prefiero éso a aguantar una más y reventar, y acabar como los pájaros muertos del cuadro de van Vollenhoven.

Tuesday, October 14, 2014

Red leaves at the Warsaw University Library (Biblioteka Uniwersytecka w Warszawie)


One of the things I most like about autumn (and I certainly could enjoy in Warsaw) are the shades of the landscapes. I love watching the leaves turn reddish or brown, drying in the sun before falling. I think it's one of the most enchanting phenomena of nature.

Una de las cosas que más me gusta del otoño (y de la que sin duda pude disfrutar en Varsovia) es las tonalidades que toma el paisaje. Me encanta ver cómo las hojas toman un color rojizo o marrón, secándose al sol antes de caerse. Creo que es uno de los fenómenos con más encanto de la naturaleza.  


Sunday, October 12, 2014

Back to Warsaw: visiting the Soviet Military Cementery.


We spent my first day around Warsaw walking through the city toward the Soviet Military Cementery. After getting up and having breakfast, we headed to Zbawiciela square, but not before passing by the Pałac Kultury i Nauki (Palace of Culture and Science), one of the points of the city that I love and where we find one of the signs of the old Jewish ghetto wall.

Mi primer día en Varsovia lo pasamos paseando por la ciudad en dirección al Cementerio Militar Soviético. Tras levantarnos y desayunar, nos dirigimos a la plaza Zbawiciela, no sin antes pasar por el Pałac Kultury i Nauki (Palacio de la Cultura y la Ciencia), uno de los cónclaves de la ciudad que tanto me gusta y por donde encontramos una de las señalizaciones del antiguo muro del gueto judío.  


Wednesday, October 08, 2014

Forest ghosts around Mokotów district (Warsaw)


I must say that I almost just arrived from Warsaw and I'm already planning my return to this city that has me totally captivated, not only for its beauty, but also 'cause it's where is one of my favorite persons in the world, my friend Jairo. 

For five days I've been enjoying his beloved company through the streets of Warsaw, a city that never ceases to amaze us when we walk together.

He de decir que casi acabo de llegar desde Varsovia y ya estoy planificando mi viaje de vuelta a esta ciudad que me tiene totalmente cautivada, no sólo por su belleza, sino porque además es allí donde está una de mis personas favoritas, mi querido amigo Jairo

Durante cinco días he podido disfrutar de su entrañable compañía recorriendo las calles de Varsovia, una ciudad que nunca deja de sorprendernos cuando la paseamos juntos.



Wednesday, October 01, 2014

Chicplace Market: a place full of magic.



Last Friday, a group of bloggers (and friends!) had the privilege to attend as special guests to the first market organized by Chicplace, at Gallery Hotel. 

El pasado viernes, un grupo de bloggers (y amigas) tuvimos el privilegio de poder asistir como invitadas especiales al primer mercadillo organizado por Chicplace, en el Hotel Gallery.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...